DÍA 3 (I): Preguntas frecuentes

Tras una cena en la que casi no comí nada –aún daba vueltas a eso de viajar en el tiempo, los materiales que vi en la sala, todo este secretismo…-, me volvieron a acompañar a mi habitación y, sorprendentemente, nada más tumbarme en la cama, me dormí. Esta vez sí que soñé, no puedo recordarlo, pero debió de ser muy intenso a juzgar por las vueltas que di, parecía que no había pegado ojo. Cuando conseguí relajarme, llamaron a la puerta. Era Clara de nuevo. Miré la hora y al parecer había dormido más de diez horas, si se puede llamar así.

Después de desayunar, regresamos a la sala donde estuve la tarde anterior. El material seguía allí, pero ahora más ordenado, como si hubieran pasado las últimas horas clasificando meticulosamente la información. Hoy, Clara se nos unió a la reunión. Comenzó a hablar Khan:

-Buenos días, Sujeto Cero, hoy por fin conocerá el método que emplearemos para su formación.

-Sí, sí, viendo películas, jugando y leyendo novela, ¿verdad?

-No exactamente, eso es una parte, se podría decir que eso es para que vaya cogiendo práctica. Lo primero de todo será leer este libro: El Oficio del Historiador –me entregó un libro mucho menos grueso de lo que esperaba-. Necesita saber qué hace un historiador y cuáles son sus métodos porque, en cierto modo, se convertirá en algo parecido a uno, ya que tendrá que documentar el pasado –tranquila, no hay exámenes ni trabajos, pero sí le pedimos que haga el esfuerzo de leerlo cuanto antes-.

-¿No sería más eficiente documentar el futuro para poder cambiarlo o evitar desastres?

-Proyecto Tempvs es mucho más complejo que eso, Sujeto Cero. No podemos viajar al futuro: primero, porque no existe aún y, segundo, porque en caso de poder, un futuro en proceso permanente de cambio, en función de cada decisión que cualquier ser del planeta tome –tenga en cuenta que estamos cerca de ser ocho mil millones de seres humanos, sin contar otros tipos de seres vivos, que también podrían alterar las constantes espacio-tiempo-, sería fatal para usted. Se volvería loca, su cerebro no soportaría asumir cientos, miles e incluso millones de variaciones de su presente por segundo.

-¿Otros seres vivos? ¿Cómo el Efecto Mariposa?

-Sí, y no. Más bien se ajusta a la Causa-Efecto: toda causa tiene un efecto, y que un árbol –o un bosque- crezca en un punto y no en otro puede influir en la construcción de una ciudad, una ruta mercantil o, incluso, la meteorología. Nuestro presente es fruto de un equilibrio de hechos muy delicados que influyen en las decisiones posteriores.

-Eso quiere decir que tampoco podría viajar al pasado, ¿verdad?

-En una situación normal, no. Su mera presencia en una época y lugar que no le corresponde podría desatar un auténtico caos histórico. Sin embargo, hemos desarrollado un método en el que, aunque presencie el pasado, no influirá en los naturales de la época.

-¿Y cómo puede ser eso? Si voy a otra época, y me tropiezo con alguien, le saludo –o me saludan- o, simplemente, si estornudo, todo cambiaría.

-Esto no me corresponde contárselo a mí, sino a Doc, con quien tendrá una reunión más tarde, debería haber sido ahora, pero ha surgido un imprevisto. Comprendo que antes de saber sobre su preparación, habría querido conocer algo sobre el cómo. Pero volvamos a la metodología. Virgilio, si es tan amable.

-Bien, El Oficio del Historiador es una obra básica y amena para comprender a grandes rasgos qué hace un historiador. Aunque en un principio su lectura no le parezca que se adecúe a su misión, pronto verá que podrá aplicarlo.

-Vale, lo leo… y luego qué.

-Comenzaremos con unas nociones rápidas de documentación, paleografía o epigrafía.

-No se ofenda, pero tiene pinta de aburrido.

-Créame, cuando sea capaz de entender la letra de su médico gracias a la paleografía, me lo agradecerá enormemente.

-Entonces, ¿voy a leer letras ininteligibles?

-Es una parte, podrá leer, con la preparación necesaria, cualquier tipo de letra de cualquier momento de la historia, y con la epigrafía será parecido, pero en piedra, madera o metales. Queda muy bien cuando se va de vacaciones y las señales no se leen bien por mala conservación.

-Usted me lo está poniendo demasiado bonito.

-Si no le digo para qué podría servirle después, no tiene sentido. La gente cree que no tiene utilidad, hasta que se necesita. Clara es lingüista, le ayudará con las lenguas a los momentos en los que viaje.

-Eso es, en paralelo aprenderá latín. Será muy importante para poder comprender lo que ocurra hasta el siglo XI (e incluso posteriormente). Es posible que, si tuviera que viajar fuera de Cantabria, tenga que tener nociones de árabe. Creo que mi parte será un poco más aburrida, pero los idiomas, aunque cueste aprenderlos, tienen una gran recompensa una vez se descubre que se puede comunicar con otras personas. Desgraciadamente, las lenguas celtíberas no están descifradas, por lo que, en caso de tener una misión antes de la conquista romana, tendrá que usar sus dotes de observación y su instinto.

-¡Pero si no voy a hablar con nadie!

-Pero, inevitablemente, leerá y escuchará, y mucho. Además, observación e instinto son dos de las cualidades por las que está aquí, además de su capacidad de adaptación y de sacar conclusiones. ¿Seguro que no ha estudiado Historia?

-Me aburría tener que aprender tanto nombre y tanta fecha como una tabla de multiplicar y, hasta ahora, nunca lo creí importante. Ustedes me están recordando otra vez por qué no me gustaba.

-Descubrirá que es mucho más, pero, ahora, echemos un vistazo a la parte audiovisual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s