DÍA 3 (V): Doc

El hombre continuó hablando como si la primera frase no hubiera tenido lugar.

– Disculpe las instalaciones, pero tenemos una buena razón para ello. Está en la antesala del secreto mejor guardado de Proyecto Tempvs: la sección de desarrollo. Sin embargo, no la podrá visitar  hoy.

– Entonces, si no voy a verlo, y, además, me voy esta noche, ¿qué hago aquí? Y, disculpe, pero ¿quién dice que es?

– Oh, Susan, -la miró con cara apenada- ¿pero no estaba avisada?

– En principio sí, pero quizás tu extraña bienvenida la ha descolocado del todo. Bastante información ha recibido arriba -dijo Susan.

– Sujeto Cero, yo soy Doc. Bueno, en realidad, elegí Emmet, pero al final, todo el mundo me llama Doc.

– Ah, ¡encantada! ¿Dice que somos paisanos?

– ¡Así es! Yo también soy cántabro, aunque no de Santander: yo nací en el Valle de Iguña.

– Pues, ya es casualidad, sí… -¿¡y qué más le digo!?

No hizo falta que pensara nada, ya me contó él:

– Seguro que si te doy mi nombre real puedes comprobar mi origen y el por qué de mi identidad en Proyecto Tempvs. Mi nombre es Emeterio. Más cántabro, ¡imposible! Bueno, sí, la verdad es que hay otros cuantos nombres más…

– Jefe, te estás yendo del tema… -veo que a Doc le gustaba hablar tanto como a Susan, o más—

– Ah, sí, cierto. El hecho es que, además de que me encantaría poder cenar juntos y que me cuente qué se cuece por el Norte, querría pedirle un favor.

– Bueno, no sé a qué hora cojo el vuelo de vuelta…

– Eso dependerá de su respuesta al favor -seguía sonriendo, ¿cómo pueden estar tan sonrientes si no ven luz solar desde hace siglos?

– Pues dígame.

– Aunque va en contra de lo que se estipula en la normativa de las instalaciones y que estaríamos rompiendo todos los protocolos de seguridad y formación de Proyecto Tempvs, debido a su ciudad de origen, la misión que nos ocupa y las condiciones en las que se desarrolla el proyecto, tenemos un gran interés en que prolongue su estancia. Creemos que conocer su medio de transporte temporal le ayudará a comprender Proyecto Tempvs.

– No le entiendo…

– Es algo que hemos sopesado toda la sección de desarrollo -continuó Susan-. El proyecto no se entiende si no se ve en su totalidad. Es más, sin una preparación previa, y no me refiero a prepararse con libros, como para el objetivo de su misión o para asimilar que va a viajar en el tiempo; necesita preparación para conocer los procesos y los riesgos de la tecnología que va a utilizar. Sin embargo, no tenemos el beneplácito de los de arriba…

– Por eso debe permanecer un día más. Si acepta y se queda con nosotros, le ayudaremos en todos los procesos de adaptación al medio.

Empezaba a vislumbrar un poco de conflicto arriba-abajo.

– En resumidas cuentas -ambos se miraron, y me miraron-: queremos presentárselo.

– ¿A quién?

– A Leonardo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s